Bienvenidos

Mi abuelo me decía: “Estudia mijo, que un lápiz pesa menos que una pala”